Es un buen momento para comenzar a relajarte

En cualquier momento podemos tomar el control de nuestras emociones y reducir el nivel de estrés con tan solo utilizar unos minutos e incluso segundos para poder cambiar nuestro estado de ánimo.

Sin embargo, la mayoría de las ocasiones el nivel de estrés se eleva sin que nos demos cuenta y por lo tanto, no tenemos tiempo de actuar de manera adecuada y una vez que ha pasado el momento de crisis, no siempre nos sentimos a gusto con nuestro comportamiento.

Por ello, es importante la práctica frecuente de ejercicios de respiración, sobre todo porque al aprender estas sencillas técnicas pasan a formar parte de nosotros mismos y en el momento que se requiera podemos echar mano de ellas.

Es decir, si repetimos un numero de veces suficiente un ejercicio determinado, se volverá un acto reflejo.

Es como aprender a caminar, primero nos cuesta trabajo, nos tropezamos con nuestros propios pies pero poco a poco nos vamos desplazando mayores distancias sin caernos y llega un momento que simplemente caminamos o hasta corremos sin mayor problema y sin tener que pensar en ello.

Curso RespirandoSalud.com

De la misma manera podemos aprender estos ejercicios de respiración.

Por ello, en esta ocasión voy a describir un sencillo ejercicio de respiración para que aprendas primero a relajarte y también de manera gradual a controlar tu nivel de estrés.

De hecho, no es malo vivir con estrés, lo que nos afecta es que el nivel de tensión se incremente de tal manera que dejemos de tener el control de nuestras emociones.

El ejercicio es así:

1.- sentados en una silla o sillón, cerramos los ojos y comenzamos a respirar de manera profunda y tranquila.

2.- inhalamos profundamente llenando de aire nuestros pulmones

3.- sacamos todo el aire

4.- volvemos a inhalar pero esta vez después de sentir que están completamente llenos de aire los pulmones, inhalamos un poco más.

5.- vamos a contener el aire mientras contamos del uno al cuatro

6.- sacamos el aire hasta sentir que están vacíos los pulmones y después exhalamos un poco más.

7.- repetimos los pasos 4 al 6 cinco veces mas

8.- volvemos a realizar una respiración profunda y abrimos los ojos.

 

Este ejercicio tiene la ventaja de que lo puedes realizar en cualquier parte.

Es importante que hagas todos los pasos, sobre todo porque te ayudará a conocer la secuencia y cuando te encuentres en una situación de alto nivel de estrés o tensión, la puedes aplicar, incluso sin necesidad de apartarte del lugar en donde te encuentres en ese momento.

Así que te invito a que comiences hoy a practicar esta sencilla técnica y la repitas con frecuencia.

Te aseguro que la podrás aprender muy pronto!

Y no solo eso, también te beneficiarás de los resultados de llevarlo a cabo.

Si tienes comentarios, los estaremos esperando

Hasta la próxima.

Sinceramente
Juan Carlos Landeros
Creador del Curso RespirandoSalud.com